Acabo de terminar de tomar un curso que para mi ha sido una de las experiencias más completas y enriquecedoras de mi vida, el AltMBA https://altmba.com.  Es un curso de 4 semanas intensas, creado por Seth Godin, conocido a veces como “el emprendedor de la era de la información” en E.E.U.U., escritor de más de 17 libros, un blog diario, y múltiples de artículos sobre temas que he descubierto que me apasionan, como el mercadeo, emprendimiento, publicidad, y liderazgo.

 

Empezé a seguir a Seth alrededor de 2015, cuando tenía que entender otra parte de mi negocio – el mercadeo y el mercadeo electrónico – al tener mi restaurante The Upper Crust, en Multiplaza.  Esos temas que nadie te dicen que son imprescindibles para que un negocio ande bien..y que no se aprenden en ningún libro de cocina.  Me impresionó lo atinado de sus comentarios y lo obvio que eran ciertas cosas, si les prestabas atención; me hizo entender mejor lo que era mejorar la experiencia del cliente y como ponerme verdaderamente en sus zapatos, entre miles de otras cosas.

 

Una de las enseñanzas de Seth a lo largo del curso, a través de las numerosas publicaciones y fuentes de información que te brindan, es que uno en general, como individuo, está a la espera de que te “escojan” – que un reclutador te llame y te ofrezca un puesto, que tu jefe te sorprenda con una promoción, que alguien “te descubra” así como vemos en las películas que sucede.  Nuestro instinto cultural es esperar que nos escojan, que alguien nos de “permiso” para ser aprobados por los demás.  Una vez que entendemos que esto no va a suceder, y rechazes esta reacción instintiva (te puedes literalmente quedar esperando toda una vida que esto ocurra) – solo entonces podrás superarla y empezar a trabajar de verdad.

 

Cuando aceptes que la idea de que el gerente de la empresa te va a invitar a almorzar y te ofrezca el “deal” de tu vida, es meramente un mito de las películas, al estilo Julia Roberts y Richard Gere en Pretty Woman, entonces empezaran a suceder las cosas, si así lo deseas.

 

Y por esto creo que nace el AltMBA; de ese deseo de Seth de ver como creaba un espacio para gente que quisiera unirse a pensar y crear juntos, hacerse preguntas difíciles, enfrentar a sus demonios, y aceptar que hay problemas que resolver, y nadie lo va a hacer por ti.  Así como las universidades no iban a crear un MBA que le gustara a Seth Godin, incorporando lo que el pensaba que era fundamental para un profesional, así el se dio la vuelta y lo concibió.  Le dió forma, lo lanzó al mercado, tuvo buena recepción, lo mejoró, y ahora es uno de los programas de educación online con mejores estadísticas de alumnos que terminan el programa.  El no esperó que alguien le pidiera hacer un programa así, el decidió crearlo.

 

Entonces como emprendedor o como una persona que trabaja dentro de una organización, habrán problemas que resolver y oportunidades de colaboraciones por hacer, siempre y cuando te des la oportunidad de ser líder, divisarlas, y empujarlas.  Buscar alianzas, reconocer el crédito a quien se le debe dar (esto abre muchas puertas además), y no esperar que alguien escoja tu currículum, si no tú traer la idea al pleno, darle forma, y tener el coraje de alzar la voz y lanzar tu proyecto al universo.  ¿Qué no sabías que necesitabas y ahora no puedes vivir sin? Seguro empezó cuando alguien tomó la batuta y empezó ese proceso de creación – las ideas existen pero la ejecución de las mismas es lo que toma trabajo.

 

Solo entonces, cuando te expongas con esa vulnerabilidad, vendrán los aprendizajes verdaderos y podrás empezar a explotar los talentos que tienes.  Nadie te va a escoger.  Tú debes escogerte a ti mismo.  ¿Qué estás esperando?